NUEVO ►

31 octubre 2013

Pizza Dip


Hoy toca DIP!!! así que ten preparada una buena barrita de pan {o dos}, y prepárate para ponerte bien las botas y disfrutar de uno de los dips más deliciosos que hayas probado!!

Los niños te harán la ola, y los mayores... más!!! y ya verás que cosa rica, y la de veces que repetirás este dip! más que nada porque te lo pedirán... ;-)


Ingredientes

| Primera capa |
120 gr de queso crema tipo Philadelphia.
60 gr de crème fraîche.
50 gr de mayonesa.
100 gr de mozzarella rallada.
50 gr de parmesano rallado. {en polvo}

| Segunda capa |
200 gr de salsa de tomate con una cucharada de orégano.

| Tercera capa |
100 gr de mozzarella rallada.
50 gr de parmesano rallado. {en polvo}
Salami.
Pimiento verde y rojo cortado pequeñito.
Aceitunas negras en rodajas. 



Preparación

1º - Mezclamos bien todos los ingredientes de la "Primera capa" hasta obtener una masa homogénea.
Lo extendemos en el fondo de un pirex o recipiente para horno. El que he utilizado yo es de 23 cm de diámetro, y queda perfecto.

2º - Sobre la primera capa ponemos la salsa de tomate bien mezclada con la cucharada de orégano.

3º - Espolvoreamos con los ingredientes de la "Tercera capa". {mozzarella y parmesano}
Y por último ponemos el salami cortado a nuestro gusto, el pimiento verde y rojo cortado en cubitos,  y las aceitunas negras en rodajas

Se mete en el horno precalentado a 180ºC, función turbo, hasta que burbujee y el queso se haya derretido y se vuelva dorado en la parte superior, unos 20-25 minutos.

Fuente: Closet Cooking




28 octubre 2013

Vinagreta de ajo y limón


Desde que descubrí esta vinagreta, me faltó tiempo para ponerme manos a la obra con ella. Y os aseguro que es una delicia, así que no dudéis en probarla.

Como digo justo aquí abajo, es perfecta para aliñar nuestras ensaladas, y para utilizar como adobo para unos filetes de pescado blanco a la plancha o al horno. Aunque también la podéis utilizar una vez cocinado el pescado, echándosela directamente encima con una cucharita.... sublime! Y con carnes a la brasa también combina genial, no deja de ser una especie de chimichurri.

Uso: Ensaladas | Para adobar pescados blancos a la plancha o al horno, y para usar directamente sobre ellos una vez cocinados. | Asados de carne.

Ingredientes
125 ml de aceite de oliva.
3 cucharadas de jugo de limón.
3 cucharadas de vinagre de vino tinto.
2 dientes de ajo prensados.
1 cucharadita generosa de orégano seco.
1/2 cucharadita de azúcar.
Una pizca de sal gruesa.
Pimienta negra. {al gusto}

Preparación
En un bol mezclamos todos los ingredientes con unas varillas {quedará más fina}, o bien como yo hice, metiéndolos todos en un bote, lo cerramos, y agitamos fuerte hasta que se mezclen bien todos los ingredientes.

Rectificamos con más sal y pimienta si fuera necesario.

Se mantiene perfecta durante semanas en un tarro bien cerrado en el frigorífico, e incluso fuera de él, en un sitio donde no le dé la luz directamente.

Fuente: Gimme Some Oven





24 octubre 2013

Salsa brava con yogur


Si os gusta la salsa brava y las salsas ligeritas, estáis de suerte! porque esta es ideal!
y además con solo tres ingredientes que todos tenemos casi siempre en casa.

Vista a Mr. Arguiñano, ideal para nuestras patatas bravas e incluso para salsear y darle un toque picantón a algún filete de pescado.

Uso: Patatas bravas | Filetes de pescado al horno o a la plancha.

Ingredientes 
1 diente de ajo.
1 cucharadita de pimentón picante.
Un yogur natural. {a temperatura ambiente}

Preparación
Picamos finamente el diente de ajo.
Lo echamos en un bol, y añadimos el pimentón picante y el yogur natural.
Removemos enérgicamente hasta integrar a la perfección los tres ingredientes.



21 octubre 2013

Salsa puttanesca


En el caso de las salsas italianas que acompañan a la pasta, la denominación de la salsa se suele confundir con el nombre del plato.


Supuesta etimología de "puttanesca" | Wikipedia

| El curioso nombre de esta salsa es atribuido a la prostitución de la Edad Media, se dice que las mujeres que entonces practicaban la prostitución callejera en las noches de invierno al tener que "fare lo squillo" o "il giro" {el giro, la vuelta por las manzanas de las ciudades} requerían los fideos acompañados con una salsa rica en calorías. 
Otra versión del origen de este platillo es que cuando los marinos que pescaban las anchoas, llegaban al puerto de Nápoles y mientras vaciaban sus bodegas se refugiaban en las casas de cita de la ciudad. Los marinos por los servicios prestados por las prostitutas, les pagaban con este pescado. Al final todos comían anchoas preparadas por las damas, lo que se hizo famoso y luego no sólo vendían sus cuerpos sino también este fantástico platillo. 
Otra versión relacionada con la etimología de la salsa puttanesca hace referencia a la actividad nocturna de las prostitutas, motivo por el cual se levantaban tarde en la mañana y al llegar al mercado solo quedaban algunas cosas sueltas para preparar la salsa, y así nació esta receta hecha con lo que quedaba en los puestos. |


El caso es que esta deliciosa salsa es como ya sabéis, para mezclar con la pasta.
El nombre del plato más conocido que lleva la puttanesca, son los "spaghetti alla puttanesca", aunque como siempre digo, cualquier otro tipo de pasta le iría bien, unas mejor que otras sí, pero no dejéis de hacerla si lo único que os falta para el plato son los spaghetti. :) Con unos tallarines estará igual de buena, y ya no te digo con {esto igual es pecado} los tiburones estos que son como cestitos, me imagino las salsita metiéndose dentro de ellos, y luego al llevarla la boca... mmmm qué rico!! que me perdonen los más puristas por decir estas cosas, pero es que la vida me ha hecho así...

Uso: Salsa para pasta.

Ingredientes {para 2 raciones de pasta - 80 gr de pasta por ración}
250 gr de tomate. {yo he utilizado tomate entero pelado en conserva}
50 gr de aceitunas negras en rodajas.
Media cucharada de alcaparras.
1 diente de ajo.
Media cucharada de perejil fresco picado. {y un poquito más para el emplatado}
2-3 cucharadas de aceite de oliva.
1 cayena.
4 filetes de anchoa. {conserva}
Sal.


Preparación
Cortamos los tomates en cubitos pequeños y los reservamos.

Desalamos ligeramente las anchoas y las alcaparras bajo un chorro de agua. Las secamos bien y picamos alcaparras, anchoas y el ajo

En una sartén con el aceite caliente, echamos el ajo picado, las anchoas, la cayena entera, y lo dejamos cocinar hasta que veamos que se van deshaciendo las anchoas.

Incorporamos las alcaparras picadas y las rodajas de aceitunas negras. Dejamos cocinar un par de minutos.

Añadimos el tomate y la mitad del perejil fresco picado y removemos todo el conjunto, dejando que se cocine a fuego lento-medio durante unos 13-15 minutos. Removemos de vez en cuando.
Vamos probando la salsa y si es necesario ponemos el punto de sal antes de finalizar la cocción. Al llevar las anchoas y las alcaparras, la sal igual no es necesaria. {según gustos}

Que no se nos olvide quitar la cayena, que si alguien se la lleva entera a la boca... tela!

Ya solo queda incorporar la pasta encima de la salsa, y removerlo bien todo.



Al emplatarlo, pondremos encima un poco de perejil fresco picado.


17 octubre 2013

10 Salsas del mundo




Hoy nos vamos de paseo con un especial de salsas del mundo. 

Una selección de algunas de las salsas más conocidas y populares de cada país. 

Las hay fáciles de preparar o más elaboradas, pero ninguna os decepcionará.   

Y para que las tengáis a mano en caso, por ejemplo, de alguna cenita temática, aquí os las dejo todas juntas en un post.       

14 octubre 2013

Salsa amatriciana


En el caso de las salsas italianas que acompañan a la pasta, la denominación de la salsa se suele confundir con el nombre del plato. 

Otra salsa especial para disfrutar con pasta, es la salsa amatriciana, o como se dice en su país de origen, sugo all`amatriciana.
Esta salsa seguro que enamorará a los más pequeños de la casa, ya que lleva el queso mezclado con el tomate y esto la hace realmente deliciosa. Eso sí, si la van a disfrutar los peques, mejor prescindir de la cayena. Yo se la he echado picada porque me va lo picante.


La salsa amatriciana es muy apreciada por los actuales romanos que la adoptaron de los pastores amatricianos, los cuales durante el período estival frecuentemente se trasladaban hacia Roma para vender sus productos lácteos {especialmente quesos} y carnes ovinas y porcinas. Realmente, antes de llamarse "amatriciana" esta salsa era llamada gricia, este otro nombre deriva de una aldea a pocos kilómetros de Amatrice llamada Grisciano.
Es consuetudinario en Roma el cocinar los bucatini y los gnocchi con salsa amatriciana, sin embargo los habitantes de Amatrice son aún absolutamente rigurosos en mantener la tradición de usar esta salsa solo para condimentar los spaghettiWikipedia

Ingredientes {para dos raciones de pasta - 80 gr de pasta por ración}
1 cucharada de aceite de oliva.
200 gr de tomate. {tomate entero pelado en conserva}
50 gr de bacon en tiras.
50 gr de pecorino rallado. {o en su defecto un buen queso de oveja}
Medio vaso de vino blanco. {100 ml}
1 cayena. {si la queréis picante}
Pimienta negra molida.



Preparación 
Cortamos el bacon en tiras, y lo echamos en una sartén con el aceite.

Cuando empiece a tornarse transparente, añadimos la cayena picada.
Si no queréis picante, prescindir de la cayena. O si la queréis solamente con un puntito suave de picante, echarla entera, pero luego tened el cuidado de sacarla al finalizar la cocción de la salsa.

Dejamos cocinar un par de minutos y añadimos el vino blanco, dejando que se queme un poco el alcohol durante otro par de minutos.

Quitamos el bacon de la sartén y reservamos.

En la misma sartén, todavía con los jugos del vino, añadimos el tomate picado y lo dejamos cocinar a fuego lento durante 15 minutos.

Incorporamos el bacon que teníamos reservado y el queso rallado. Removemos todo y ya tenemos la salsa lista.


Ya solo queda, como en casi todas las recetas de pasta de este tipo, echar la pasta encima de la salsa y mezclarlo bien todo.

Al emplatar la pasta, echar encima un poco más de queso rallado al gusto.





Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!



07 octubre 2013

Mojo verde



desde Las Palmas de Gran Canaria... Teresa Quesada {Tesa}



una ciudad. Madrid.    

una novela. El Hereje.      

una película. Memorias de África.

una serie. de mi juventud, Los hombres de Harrelson, jajaaa, ahora mismo sigo Scandal.

una canción. Se me olvidó otra vez, de Juan Gabriel, pero me gusta más la versión de Maná.

un héroe de la infancia. el capitán Trueno.

un viaje deseado. cualquiera, como digo yo, siempre tengo la maleta hecha para salir disparada.

una virtud. dicen que tengo muchas, responsable, superación, buena gente... Si elijo yo me quedo con la última.

un defecto. no sé si es un defecto, pero soy muy exigente.

un hobby. hacer punto.    

un deporte. la natación.      

un vicio. muy malo, fumar.

tu mayor miedo. las enfermedades largas.

¿por qué sufres? por la pérdida de los seres queridos.

¿qué te hace sonreír? todo, si tengo que decir una sola cosa, se me dibuja una sonrisa boba ante una puesta de sol.

¿qué te llevarías a una isla desierta? jajaaa, una sola?? sin cobertura?? entonces me llevaría un libro.

¿con qué personaje histórico te identificas? con ninguno.

¿quién te gustaría ser en otra vida? un perro, tan bien cuidadas y mimadas como las mías, que buena vida llevan las tías.

una coletilla. ya veremos, sobre todo cuando no sé que contestar en ese momento...

¿cantas en la ducha? no.

una frase. no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

un libro de cocina. ufff, tengo muchos preferidos, pero cualquiera de Jamie Oliver.

una receta de tu blog. todas, de otra forma no estarían publicadas, por su significado para mí, elijo la Empanada de batallón.

tu plato preferido. la tortilla de papas.

tu salsa preferida. cualquiera picante.

tu ingrediente fetiche. el jengibre.

¿carne o pescado? ambos, según el momento, pero vale..., uno sólo, pues pescado.

¿dulce o salado? salado.

¿mojo verde o mojo rojo? rojo.

un restaurante. en mi tierra el Allende, en Madrid, el Annapurna y normalmente mi casa, como en ella no se come en ninguna parte.

un chef. Pedro Subijana.

un blog nacional. esto es difícil, no, lo siguiente, hay muchos que me encantan, pero si tengo que elegir sólo uno me quedo con Hierbas y Especias.

un blog extranjero. Cannelle et Vanille.

un blogger. Mai de Hierbas y Especias.

una foto. hay muchas que me encantan, pero esta me parece preciosa.


Mojo Verde


Que levante la mano quien al menos no haya oído hablar del mojo canario. 

Hoy les traigo el mojo verde. Habitualmente lo utilizamos como acompañamientos de pescados y de las típicas papas arrugadas. 
Ya se sabe que cada maestrillo tiene su librillo y este es el que hacemos nosotros. 
Puede utilizarse la batidora de mano, desde luego es más rápido, pero ni el color ni la consistencia es la misma. Aunque pueda parecer más trabajoso, siempre recomiendo hacerlo en el mortero, me encanta encontrarme tropezones de todos los ingredientes. 


Al contrario que el mojo rojo, el verde no es picante, el sabor fuerte se lo aporta el ajo, así y todo se puede añadir un poco de pimienta negra recién molida. 





Ingredientes para 3 personas
3 dientes de ajo.
1 cucharadita de postre de comino en grano.
1 cucharadita de comino molido.
Sal gruesa.
12-14 gr de miga de pan.
1 ramillete de perejil.
1/4 parte de un ramillete de cilantro.
100 ml de aceite de oliva.
20 ml de vinagre de vino blanco.


Comenzamos pelando los ajos y quitando la simiente. Troceamos y agregamos a un mortero, con una pizca de sal gruesa, los cominos en grano y el molido. Machacamos hasta que esté molido.

Es mejor empezar con poca sal e ir rectificando durante el proceso.

Lavar el cilantro y el perejil, retirar los tallos más gruesos, trocear y añadir al mortero.

Seguimos machacando hasta formar una pasta.

Agregamos la miga de pan troceada junto con una pizca de sal para facilitar el machacado.

A continuación añadimos el aceite y el vinagre, removemos con el mismo mazo o una cuchara hasta que vaya ligando. Cuando dejamos de remover es normal que el aceite suba a la superficie.

Este es el momento de rectificar de sal, comino o miga de pan en caso de quererlo más espeso, pero no es una crema, así que no pasarse.

Hacer la prueba mojando un poco de pan. No debe saber avinagrado, debe haber un equilibrio entre el aceite y el vinagre. En caso de saber mucho a vinagre, rectificar añadiendo aceite. Es mejor quedarse corto de vinagre al principio y añadir al final.

Con estas cantidades no hizo falta rectificar de sal, pero sí añadí un poquitín más de aceite, una pizca de comino molido y unos granos de comino entero porque nos gusta encontrarlos al tomarlo.

Al no llevar agua se conserva en la nevera durante mucho tiempo, por lo que les aconsejo que hagan bastante cantidad y tenerlo a mano para cualquier ocasión, tanto para acompañar un pescado, papas o simplemente para mojar pan.

Les aseguro que nunca sobra!!! Una delicia que no pueden dejar de probar!!! Que lo disfruten!!!