NUEVO ►

16 enero 2014

Baba Ghanoush


Si la anterior receta era el Hummus básico, hoy podéis ver un nuevo dip, también de Oriente Medio, que la única diferencia que hay es el cambio de los garbanzos por berenjena, y poco más... por el resto es casi igualito, pero como os podréis imaginar, el sabor no tiene nada que ver uno con otro. Deliciosos los dos.

Conocido también en todo el mundo con el nombre de Muttabal Betinjan, este puré de berenjenas adquiere su nombre más tradicional y popular, Baba Ganuj {coqueto y vicioso} en las regiones de Siria y Palestina.

Siempre me gusta investigar los orígenes y la historias de las salsas, y urgando en el Baba Ghanoush, me he encontrado una historia de rombo y medio... cuxa...

La tradición popular dice que este es un plato dulce y seductor, que resulta difícil dejar de comer una vez se ha empezado, y que las mujeres que lo consumen habitualmente adquieren sus mismas características de dulzura y seducción. La tradición más moralista dice que, por eso, hay que ser prudente en su consumo, pues puede poner en peligro la virtud.

...así que ojito con el Baba Ghanoush! ;)


Ingredientes
2 berenjenas. {700 gramos las dos}
1 cucharada generosa de tahina.
2 dientes de ajo prensados.
El zumo de medio limón.
1 cucharadita de comino molido.
Pimienta negra. {al gusto}
Sal. {al gusto}
Aceite de oliva.
Perejil picado. {para decorar}
Granada. {para decorar}


Preparación
Cortamos las berenjenas por la mitad {longitudinalmente}, les hacemos unos cortes en la carne en forma de rombos, y las ponemos con la carne hacia abajo en una bandeja impregnada con aceite de oliva.
Las asamos en el horno a 180ºC, calor arriba y abajo durante unos 40-50 minutos {según tamaño}. Cuando lleven 30 minutos en el horno les damos la vuelta.
Pasados los 50 minutos, las sacamos del horno y las dejamos enfriar.

Desde un extremo de las berenjenas, levantamos un trocito de piel y tiramos de ella hasta sacarla por completo y quedarnos solo con la carne. Desechamos la piel, cortamos la carne en trozos pequeños y la ponemos en el vaso de un robot o picadora.
Añadimos la tahina, los ajos prensados, el zumo de limón, el comino, y la sal y pimienta al gusto.

Trituramos todo hasta conseguir una pasta homogénea. Probamos por si hace falta rectificar de sal.

Ya tenemos listo nuestro Baba Ghanoush! lo pasamos a un cuenco, echamos un chorrito de un buen aceite de oliva, un poquito de perejil picado, y unas pepitas de granada.






Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.





Las salsas de la vida