NUEVO ►

13 febrero 2014

Lemon curd {fácil, cremoso, y con solo 3 ingredientes}


El lemon curd, {crema de limón o limón cuajado} a finales del siglo XIX, principios del XX, era tradicional en Inglaterra servirlo con pan o scones para acompañar al té como alternativa de la mermelada, además como relleno para tartas, pasteles pequeños y tartaletas.

Dependiendo de su posterior utilización podremos hacerlo más o menos denso, tipo untable, tipo crema, tipo natilla, etc...

Aquí tenéis nuestra primera preparación de esta deliciosa crema, la forma más sencilla de hacer un buen y ligero lemon curd. Y con ausencia de mantequilla, ingrediente casi indispensable en la inmensa mayoría de preparaciones de este dulce que podréis encontrar por la blogosfera.

Tres ingredientes al bol, Baño María y varillas. Sí sí! ya está!


Ingredientes
3 huevos. {tamaño L}
85 ml de jugo de limón fresco. {colado}
120 gr de azúcar.

Preparación
Disponemos en un bol los 3 ingredientes de la receta.
Lo pondremos al baño María una vez que tengamos el agua bien caliente, unos segundos antes de que empiece a hervir, bajamos a fuego medio, y batimos sin cesar con varillas eléctricas a una velocidad baja y constante, entre unos 10 y 15 minutos aproximadamente, o hasta que veamos que ha espesado un poco y se ponga cremoso.
Hay que tener en cuenta que una vez que enfríe, espesará un poco más.
Lo trasladamos a otro recipiente, dejamos enfriar a temperatura ambiente, y al frigorífico al menos un par de horas.
Si lo envasamos adecuadamente lo podremos tener en la nevera durante una semana aproximadamente.

Esta preparación, al no llevar mantequilla, queda con una textura como de natillas, ideal para acompañar algún dulce bizcocho, frutas, etc... En otra ocasión lo haremos de la forma más tradicional, más consistente, con mantequilla y unos cuantos ingredientes más.

Fuentes: Sara`s Kitchen | Wikipedia






Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.





Las salsas de la vida