NUEVO ►

17 noviembre 2014

Mojo picón [receta base]





Una ciudad.  Ámsterdam.

Una película. Hay varias, Easy Rider (por la libertad) y Cowboy Midnight (por los sueños rotos)

Una canción. Have you ever really loved a woman, de Bryan Adams.

Un viaje deseado. A Japón.

Una virtud. La paciencia.

Un defecto. Posiblemente ser demasiado exigente conmigo y con los demás.

Un hobby. La pesca.

Un deporte. Artes marciales. 

Un vicio. El queso.

¿Qué te hace sonreír? Muchas cosas, especialmente las ocurrencias de los niños.

¿Qué te llevarías a una isla desierta? Lectura, música, y un cuchillo.

¿Con qué personaje histórico te identificarías? Posiblemente con Confucio o Gandhi.

Una frase. “Donde hay educación no hay distinción de clases”

Tu mejor momento del día. La siesta de 20 minutos.

Nunca te olvidas de... De decirle a mi nieto que lo quiero.

¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando? A la lectura.

¿De dónde te viene eso de "Guancheloco"? Algunos compañeros de profesión peninsulares decían que era un guanche loco, así que cuando me pedían en las cuentas de correo o por internet un nombre, me acordé de este y así me quedé. Me gusta.

Una receta dulce. La crema de mango caramelizada

Una receta salada. Las carajacas

Tu desayuno ideal. Café con leche y tostada con AOVE.

Tu plato preferido. Son varios, dos que me vuelven loco: Ropa vieja y judías, papas y fideos.

Tu salsa preferida. Todas las que lleven queso.

Tu bebida preferida. Agua con gas.

Tus tres quesos favoritos. Cabrales, Emmental, y uno curado de “Botija” que es un pueblo de esta isla.

El bocata de tu niñez. Pan con chocolate. (cuando había chocolate)

Tu bocata preferido en la actualidad. Sándwich de atún y huevo.

Tu ingrediente fetiche. La lima.

Un plato que no hayas probado y que le tengas ganas. Tajine de cordero. (hecho por cociner@ árabe)


Un restaurante. Por su sencillez y gran trabajo “El escondite”, en Valsequillo. (Gran Canaria)

Un chef. Los dos que he tenido de referencia, Subijana y Berasategui.

Un blog nacional. El Aderezo.

Un blog extranjero. No tengo ninguno en especial.

Un blogger. Mi compañera Rosy del blog “El Enyesque

¿Le quieres dedicar esta salsa a alguien en especial? A todos aquellos que les gusten mojar pan y lo picante.



El origen de esta salsa no está muy claro. Los entendidos en la materia han llegado a la conclusión que, antiguamente existía alguna salsa parecida de origen árabe, salsa que fue cambiando tras la conquista de las islas, según quién la realizara ponía lo que normalmente usaban en las salsas de su provincia, así que no quedaba igual la hecha por un madrileño que por un extremeño o un andaluz.
   
Cuentan que cuando se aunaron criterios, unas ligeras diferencias, fue tras la emigración de los canarios a Sudamérica quienes hicieron un gran aporte gastronómico a nuestra cultura, copiando de salsas de México, Perú, Costa Rica, Argentina, etc. que trajeron para enriquecer aún más nuestra gastronomía, al adaptarlas al sabor isleño.

Las diferencias que existen entre los mojos son que cada isla aprovecha los productos de su tierra, añadiéndole tomate o pimiento, distintos tipos de pimienta, hacerlo más líquido o más espeso, etc. Lo que todas las islas tienen muy claro es que, la base, siempre es la misma, comino, pimentón, sal, ajos, pimienta, vinagre y aceite. A partir de ahí, la imaginación es la que cuenta.
La prueba está que cada vez que se sirve, la alegría es unánime.      

MOJO PICÓN (RECETA BASE) 

Ingredientes (Para ½ litro aproximadamente)
1 cabeza de ajos (10 aproximadamente)
½ cucharadita de postre de comino.
½ cucharadita de postre de pimentón dulce.
½ cucharadita de postre de sal.
2 pimientas.
4 cucharaditas de postre de vinagre de vino blanco.
Aceite de girasol.

Elaboración
Pelar y trocear los ajos.
Limpiar y partir las pimientas, dejándole a una de ellas las pepitas y las venas.
Introducir en el vaso de la batidora los ajos, el comino, el pimentón, las pimientas, el vinagre y triturar. Una vez esté bien triturado añadir un chorro de aceite y seguir trabajando con el brazo, y a medida que va espesando se le añade otro poco de aceite, como si fueran a hacer una mahonesa.
Una vez se tenga hecho, probar de sal y picor y servir.

Como se ve no sólo sirve para las papas arrugadas o acompañar un buen pescado, también sirve para tomarse un pizco de ron, como un dip en pan bizcochado.

Nota: La pimienta que utilicé es una canaria que la conozco desde niño, es muy antigua y en una escala del 1 al 10 su  picor es de 5. Como todas, su picor se concentra en las pepitas y las venas, es por eso que no se las retiro a una, así hay un mejor equilibrio para las personas que no soportan el muy picante. Pero para aquellos que le gusten lo picante, echarlas tal cual u otras que le guste.






Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!