30 marzo 2015

Salseando por la blogosfera - Marzo 2015


Un mes más la blogosfera se ha llenado de deliciosas salsas. Y un mes más se me ha hecho una tarea complicada al tener que seleccionar solamente doce salsas de todas la que me he ido apuntando durante este mes. Pero bueno, las que están son la que son, y a mí desde luego me resultan todas super apetecibles. A ver qué os parecen a vosotr@s...

Que tengáis unas felices Vacaciones de Semana Santa y si cogéis el coche cuidadín en la carretera.


La primera salsita que os muestro es un sencillo y delicioso all i oli de azafrán hecho por mi compi bloguero de Canal Cocina, Don César! un amante de las salsas y del picante jeje! prohibido untarlo por el cuerpo, bueno, no sé, es para comer... ¿qué os parece..?


No puede faltar nunca un Hummus en estas selecciones. Cada día son más habituales en nuestras cocinas, y las combinaciones de sabores que podemos hacer son infinitas. Heva da buena muestra de ello con este fantástico Hummus que ha elaborado.


Sonia desde Sevilla, nos muestra uno de mis dips favoritos hechos con aguacate. Si te gusta el guacamole y eres queso-adict@ sin duda este dip te sorprenderá. Luego eso sí, está el problema de desengancharse, ya que es altamente adictivo jeje...


Del sur viajamos al norte, concretamente hasta Cantabria, donde Silvia nos enseña a elaborar un mojo verde típico canario que nos servirá como adobo y como salsa, todo un 2x1. Si lo usamos como adobo hará que resucite un costillar en el horno, y si lo utilizamos como salsa... encima de unas papás arrugás es lo más típico, pero sus posibilidades son también infinitas.


Otra salsa de las que están entre mis favoritas, es esa típica salsa agridulce china. La suelen poner con los rollitos de primavera, que es lo primero que te traen, pero como la dejan siempre en la mesa yo se la echo a todo lo que viene después, arroces, tallarines, etc... sí, lo sé, soy un vicioso... ;) No es perdáis esta fórmula casera que nos enseña Bea, de esta también adictiva salsa.


Verónica nos muestra un tremendo Chutney de ciruelas claudias. El mundo de los chutneys es también todo un vicio y también con un montón de posibilidades. Sin duda, si te gustan este tipo de salsas especiadas, esta será una buenísima elección.


Mis amigas inseparables Nieves y Elena, os sorprenderán con este fantástico plato. Una especie de albóndigas con un corazón de huevo de codorniz cocinadas en una... bufffff salsa de almendras. Perdonad el bufff, pero es que me lo imagino delante mía y me vienen los calores.


Una de las salsas que más me sorprendieron este mes fue la de mi paisana María José. Cuando leí en su blog, salsa de grelos, los ojos me dieron la vuelta! y es que algo más típico de mi tierra no hay, y jamás se me hubiese ocurrido hacer una salsa con esta deliciosa verdura. No tardaré en catarla ;)


Cada vez que visito el blog de Virginia, sé que lo que voy a ver me va a encantar, sea lo que sea, sé que me lo voy a pasar bien viendo sus espectaculares creaciones. Y una vez más he disfrutado como un niño viendo este impresionante plato de pasta con su salsa.


Todos sabemos que una de las carnes más agradecidas en todos los sentidos es la del pollo. Pero si encima es cocinado en una salsa de este calibre, el pollo se convierte en superpollo. Lidia pordiossss!!! taros quietossss no lamáis la pantallaaa!!!!


Hace poco que conozco el blog de Ana, pero después de cotillear un poco en él, y encontrarme de repente con este rape -uno mis pescados favoritos- tan bien acompañado, sé que seré muy fan!!


Y por último como siempre, el toque dulce, que esta vez nos lo trae Paulina y su genial humor desde Argentina. Me encanta esta mujer! no es perdáis el vídeo de su elaboración ;)


Nos vemos a finales de Abril con su #salseandoporlablogosfera




Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!



26 marzo 2015

Salsa de frutos rojos al Oporto




Una ciudad. Buenos Aires. He tenido la suerte de ir en varias ocasiones ya que Luis, mi marido, es argentino. Es una ciudad llena de vida, belleza y multitud de opciones de todo tipo, gastronómicas, culturales, tiene un montón de parques inmensos y preciosos, avenidas enormes, y una arquitectura grandiosa, mezcla de la arquitectura europea y también autóctona que te deja con la boca abierta. Buenos Aires es una ciudad que te atrapa nada más poner un pie en ella.

Una película.El Guateque”, protagonizada por Peter Sellers. No sé cuántas veces la habré visto pero en cada una de ellas me he reído hasta llorar.

Una canción.Contigo” de Joaquín Sabina. Es exactamente lo que espero de la persona que esté a mi lado.

Un viaje deseado. A Egipto con mi hijo mayor, desde muy pequeño ha sentido muchísimo interés por la cultura de ese país.

Una virtud. Lealtad.

Un defecto. Impaciencia.

Un hobby. Ya me gustaría tener tiempo para hobbys, con cuatro hijos y el blog cubro todos los hobbys habidos y por haber.

Un deporte. Yo, al contrario de lo que suele decir la gente, practico deporte a diario en el gimnasio, me gusta estar al aire libre con mis hijos, con mi pareja, con mis amigos, pero el deporte siempre lo practico en una sala llena de bicis, pesas y gente, a mí es lo que me motiva a la hora de hacer ejercicio. Creo que soy rarita para eso ¿no?

Un vicio. Antes el tabaco, ahora el deporte, me cuesta afrontar el día sin pasar antes por el gimnasio.

¿Qué te hace sonreír? Mis hijos todos los días y muchísimas veces.

¿Qué te llevarías a una isla desierta? A mi familia.

¿Con qué personaje histórico te identificarías? Con ninguno.

Una frase. Nadie es responsable de tu felicidad, solo tú.

Tu mejor momento del día. Cuando me levanto y me tomo un café.

Nunca te olvidas de... Darles un beso a mis hijos en el momento justo en que van a entrar en clase.

¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando? A mis hijos y al gimnasio.

¿Por qué "Corazón de caramelo"? El nombre del blog surge de una anécdota muy bonita que compartió mi hijo mayor que ahora tiene casi 15 años, conmigo. Me contó hace solo un par de años que cuando yo le ponía el plato de la comida o de la cena y el siempre me preguntaba “¿mamá como has hecho esta comida?” y  yo siempre le respondía lo mismo: “con mucho amor Santi”, y así durante años, él siempre imaginaba que yo tenía un bote de cristal en el armario de las especias, lleno de corazones y era eso lo que realmente le echaba a la comida. De hecho el logo del blog es justamente un dibujo del bote que Santi imaginaba. Se me ocurrió entonces unir esos corazones a la palabra “caramelo”, que es una palabra que me ha gustado mucho de toda la vida, no solo por las connotaciones dulces que tiene, si no que también fonéticamente me resulta una palabra muy armónica.

¿Cómo fue el momento en que te enteraste que eras una de las ganadoras de la última edición de Blogueros Cocineros de Canal Cocina?
Fue uno de los mejores momentos que recuerdo últimamente, era un Jueves y salía del gimnasio. Caminando por la calle encendí el móvil y de repente deje de andar para poder entender por qué tenía mas de 70 twitts, otros tantos correos y mi querida amiga Bea, de Bea Recetas y Más, felicitándome por Facebook. No disponía ni de un momento para entrar en internet  ya que tenía que ir directamente al colegio a recoger a mis hijos que vienen a casa a comer a medio día y tuve que llamar a Luis para pedirle que entrara él en la página de Canal Cocina y me dijese si salía Corazón de Caramelo como blog ganador en alguna de las categorías. Fue un premio completamente inesperado para mí por lo que la alegría y la emoción que sentí entonces se multiplicaron por mil. Fue un momento inolvidable y muy emocionante, sin lugar a dudas.

¿Qué cámara y objetivos utilizas para hacer las fotos del blog? Las fotos de Corazón de Caramelo las hace todas Luis  y el equipo que utiliza es  una cámara Sony A7S, y como objetivos utiliza dos, uno Leica Summilux 50mm f/1.4 y el otro, Super Takumar 50mm f/1.4. Utiliza también un Flash, Cactus RF-60.

¿Algún secreto o curiosidad a la hora de hacer las fotos? Realmente las fotos las solemos hacer de manera bastante espontánea sin mucha planificación. Mientras yo monto el escenario en la mesa con el postre o dulce en cuestión, Luis prepara el equipo. Decir que mantenemos bastante armonía a la hora de hacer las sesiones de fotos, excepto cuando Luis mueve las botellitas, tazas o cucharas que yo había colocado previamente, y nos lleva a veces a un punto de desacuerdo, él pensando siempre en la composición correcta de la fotografía y yo en la parte estética ...aún así lo solemos pasar bastante bien en las sesiones de fotos para el blog.

¿Alguna manía en la cocina? Sí, necesito que esté todo impecable y ordenado, antes, durante y después de cocinar.

Tres recetas de tu dulce blog que nos aconsejes. La Quesada Gallega, la ChocoTorta Argentina, y la Mermelada de Moras.

Tu desayuno ideal. Zumo de naranja, un puñado de nueces, café y galletas, es lo que desayuno a diario.

Tu plato preferido. Cualquier tipo de pasta.

Tu salsa preferida. La salsa de tomate casera que hago yo, pero creo que es porque mis hijos la llaman “el tomate de mami” ٩(-̮̮̃-̃)۶

Tu bebida preferida. Agua.

Tus tres quesos favoritos. Parmesano, Idiazabal y el queso de Tetilla.

El bocata de tu niñez. Pan con mantequilla y azúcar.

Tu bocata preferido en la actualidad. Soy más de Sandwich y el que me gusta es el de jamón y queso a la plancha, el de toda la vida.

Tu ingrediente fetiche. La vainilla.

Un utensilio imprescindible en tu cocina. Las cucharas de madera, no sabría cocinar sin ellas.

Un plato que no hayas probado y que le tengas ganas. No se me ocurre ninguno, porque si le tuviera ganas, creo que lo habría probado ya, soy terriblemente cabezota (no quería llenar el apartado de defectos porque tengo muchos, así que los voy soltando por aquí).

Un libro de cocina. “El ABC de la pastelería” de Osvaldo Gross, es un libro que me compré en Buenos Aires y del que he aprendido muchísimo.

Un restaurante. La Nonna de Córdoba, Argentina. El mejor restaurante Italiano al que he ido hasta ahora.

Un chef. David Muñoz.

Un blog nacional. El de Luis, Coolframe, que aunque no es gastronómico, puedes aprender y mucho sobre fotografía y aplicarlo a tu propio blog. 

Un blog extranjero. Me encanta uno que se llama Sprinklebakes. Tiene un montón de recetas impresionantes y además con unas fotos preciosas.

Un blogger. Tengo especial cariño a unos cuantos bloggers, con los que me comunico a diario, por las redes, por el móvil, por email, por lo que no me sentiría bien nombrando solo a uno.

¿Le quieres dedicar esta salsa a alguien en especial? Sin ninguna duda te la dedico a ti Tito, por pensar en mí, por darme la oportunidad de formar parte de este rincón tan increíblemente bonito y entrañable que has creado. No sabes la ilusión que me ha hecho, o tal vez sí lo sabes porque esta debe de ser la cuarta o quinta vez que te lo digo ٩(-̮̮̃-̃)۶





Me encantan las salsas en general, las saladas y las dulces por supuesto, ya que pienso que aunque el plato que estés comiendo esté lo suficientemente bueno como para no necesitar aderezo alguno, una salsa bien hecha y bien pensada es el complemento ideal que hará que eleve tu plato a la máxima categoría.
La salsa que he preparado es maravillosa para comérsela incluso a cucharadas, pero bueno, lo que yo recomiendo es que la empleéis mejor para acompañar un bizcocho, un yogur, un helado o incluso me atrevo a recomendarla para acompañar un buen trozo de carne a la parrilla o a la plancha.

Ingredientes
500 gramos de frutos rojos. Yo he utilizado fresas, frambuesas, moras y arándanos.
70 gramos de azúcar.
125 mililitros de zumo de naranja.
1 rama de canela.
200 mililitros de vino de Oporto.

Elaboración
1. Comenzamos lavando bien la fruta y cortando en trozos pequeños la fruta más grande, como las fresas por ejemplo.
2. Juntamos toda la fruta en un cazo y la ponemos a fuego medio hasta que se caliente. Sin parar de remover para que no se pegue, añadiremos el azúcar hasta que se integre bien con la fruta y a continuación echaremos el zumo de naranja. Dejaremos que se reduzca un poco, aproximadamente durante 5 minutos.
3. Añadiremos entonces el vino de Oporto y la canela y dejaremos que se hagan a fuego lento durante 12 ó 15 minutos aproximadamente.
4. Transcurrido este tiempo, dejaremos que los frutos se enfríen un poco y a continuación los trituraremos con ayuda de una batidora de mano o de un vaso batidor.
5. Pasamos la salsa por un colador chino y si observas que aún siguen quedando pepitas de las frutas, pásala por un tamiz. Esto dependerá de cuan fina te guste su consistencia.








Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!



23 marzo 2015

Dip de alcachofas y limón


Mi segunda experiencia salsera con las deliciosas Alcachofas de Benicarló es en forma de dip.
Y navegando navegando crucé el Atlántico hasta llegar a los Estados Unidos. Una vez allí crucé todo el país hasta llegar a la mismísima California (hice una paradita en Wichita para comprar donuts). Y allí encontré en el blog de Elise, Simply Recipes -muy de mi filosofía- una receta con alcachofas llamada Artichoke Lemon Dip! qué bien suena eh! pues mejor que sabe! Además al leer como describía Elise este dip... no me pude aguantar mucho!

Recordad que podéis comprar las deliciosas Alcachofas de Benicarló, con un 10% de descuento, utilizando en la compra el código salsero B018 ¿a qué esperáis?
Ingredientes
4 alcachofas de Benicarló (200 gramos de corazones de alcachofa).
110 gramos de queso de untar tipo Philadelphia.
2 cucharadas soperas de jugo de limón.
1 cucharada sopera de perejil fresco picado.
1 cucharada sopera y generosa de queso parmesano rallado.
La ralladura de un limón.
Un diente de ajo prensado,
Sal y Pimienta negra al gusto.

Preparación
Lo primero será preparar las alcachofas para su cocción. Para ello vamos quitando las hojas que están más pegadas al tallo (3-4 capas) hasta encontrarnos con las hojas más tiernas. Con un cuchillo pelamos lo verde del tallo y recortamos el nacimiento de las hojas que hemos retirado a mano.
Cortamos la punta de la alcachofa limpia, aproximadamente la mitad del cuerpo que nos ha quedado.
Frotamos ligeramente los corazones de alcachofa con un limón cortado a la mitad para que no se oxide.
Ahora cortamos a lo largo cada corazón por la mitad, y cada mitad en tres partesquitándole los pelillos centrales. Las echamos inmediatamente en una cazuela con agua fría y sal que pondremos al fuego. Una vez que empiece a hervir, contamos 20 minutos, apagamos el fuego, y las reservamos encima de un colador.
En robot de cocina o picadora, disponemos las alcachofas ya cocidas y las procesamos hasta obtener una pasta homogénea.
En un bol amplio disponemos el queso tipo Philadelphia. 
Añadimos las pasta de alcachofas, el perejil fresco bien picado a cuchillo, el queso parmesano rallado, la ralladura y el jugo de limón, el ajo prensado, y sal y pimienta al gusto (os aconsejo bien de pimienta, le da un toque muuuy bueno).
Mezclamos aplastando todo con un tenedor hasta que esté todo bien integrado.
Probamos y rectificamos de sal y pimienta si fuese necesario.
Decoramos con perejil y ralladura de limón. 







Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!



19 marzo 2015

Salsa de alcachofas con leche de coco al curry


Las alcachofas han llegado a mi vida así de repente, sin quererlo... y que bien que hayan llegado!
He de reconocer que jamás las había cocinado, y es que aquí donde vivo, la verdad, no se consumen demasiado. Y cocinadas las he probado en muy contadas ocasiones, la mayoría de ellas de forma congelada acompañada de otras hortalizas así tipo menestra. Y la verdad, no os que no me gustaran, me decían poco más bien. Y a mí este tipo de alimentos que me dicen poco o simplemente que no me dicen nada o no me gustan, los sigo probando una y otra vez hasta que al final le voy cogiendo el gustillo. La razón de esto es que pienso cosas como... a lo mejor no las probé como corresponden... o a lo mejor las que probé eran de pésima calidad... y si para muchas personas esto es una delicattesen.. ¿por qué a mí no me dice gran cosa? así que a probar probar probar y probar... y ole! que buenas que están las Alcachofas de Benicarló!!!

Así que cuando la cooperativa Benihort se puso en contacto conmigo para ver si las quería probar, no pude resistirme a darles la bienvenida a mi hogar a estas hermosas Alcachofas de Benicarló!
Después de toda una tarde viendo vídeos de como prepararlas y algún consejillo de los buenos de mi amiga castellonense Mónica, me quedé con las cosas comunes en todo lo que había visto y me puse manos a la obra con las Alcachofas de Benicarló! y está mal que yo lo diga, pero me quedaron de lujo asiático!!
Para los que las queráis probar, podéis comprarlas online con el 10% de descuento utilizando el código que me han asignado B018 en el proceso de la compra.


La Alcachofa está repleta de geniales propiedades...
Es diurética y depurativa.
Reduce el colesterol y combate el exceso de triglicéridos.
Mejora las digestiones.
Es saciante, controlando de esta forma el apetito.
Alivia la acidez del estómago.
Rica en fibra y anticancerígena.
Protege el hígado y ayuda a la vesícula a eliminar el flujo de bilis.
 ¿a qué esperáis para comer más alcachofas?


La salsa que os traigo hoy, yo la he probado con pasta (casi todo lo pruebo con pasta), pero os resultará igual de perfecta para acompañar con carne o pescado. He querido hacer un poco de cocina fusión, mezclando las alcachofas con sabores de Oriente como son el coco y el curry, y..... buffff mejor que lo probéis y me digáis.... OMG!

Ingredientes
2 alcachofas de Benicarló.
1 cebolla pequeña.
250 mililitros de leche de coco.
1 cucharada de postre de curry.
3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
Sal y Pimienta negra.

Preparación
Lo primero será preparar las alcachofas para su cocción. Para ello vamos quitando las hojas que están más pegadas al tallo (3-4 capas) hasta encontrarnos con las hojas más tiernas. Con un cuchillo pelamos lo verde del tallo y recortamos el nacimiento de las hojas que hemos retirado a mano.
Cortamos la punta de la alcachofa limpia, aproximadamente la mitad del cuerpo que nos ha quedado.
Frotamos ligeramente los corazones de alcachofa con un limón cortado a la mitad para que no se oxide.
Ahora cortamos a lo largo cada corazón por la mitad, y cada mitad en tres partes, quitándole los pelillos centrales. Las echamos inmediatamente en una cazuela con agua fría y sal que pondremos al fuego. Una vez que empiece a hervir, contamos 20 minutos, apagamos el fuego, y las reservamos encima de un colador.

Vamos con la salsa.
Cortamos una cebolla pequeña en cubitos y la pochamos en una cazuela con 3-4 cucharadas de aceite. Ponemos al gusto la sal y la pimienta negra.
Cuando ya esté pochada, añadimos los trozos de alcachofa y ponemos encima de cada trozo un poco de curry (al gusto). Mezclamos bien.
Añadimos la leche de coco y dejamos cocer a fuego medio. A partir de que haga el primer chup chup contamos unos 7-8 minutos y movemos la cazuela cual pil pil continuamente. Y después de este tiempo o cuando veamos que ha reducido lo deseado, ya tenemos la salsa lista para disfrutar, como en este caso con pasta.








Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!



16 marzo 2015

Salsa Stroganoff al vermut




Una ciudad. Granada, me encanta su ambiente, su arte (esa Alhambra no tiene precio), su gastronomía (unas tapas que "quitan el sentío") ...allí viví 3 años mientras terminaba la carrera y me lo pasé bomba.

Una película. Hay muchas, pero voy a elegir una que tiene que ver con la cocina...Chocolat (me encanta Johnny Depp, y si lo mezclamos con chocolate ya ni te cuento jajajajaja)

Una canción. Knock on wood (no puedo dejar de bailar si la escucho) ...en realidad ¡cualquier tema que se pueda bailar!

Un héroe de la infancia. Mazinger Z. Crecí con esa serie (me fascinaba el barón Ashler) y hace poco descubrí que existía de verdad en una urbanización en Tarragona...¡una pasada hacerse fotos con él!

Un viaje deseado. Visitar Canadá, siempre me han fascinado sus paisajes.

Una virtud. Saber escuchar, la gente suele venir a contarme sus problemas, debe ser que soy una buena "oreja".

Un defecto. El orgullo.

Un hobby. Me encanta hacer cuadros a punto de cruz, los hago personalizados y siempre los acabo regalando.

Un deporte. El buceo, no hay otro lugar donde me sienta más en paz que bajo el agua.

Un vicio. Un bombón con el café después de comer...ejem...

¿Qué te hace sonreír? La inocencia de los niños. A veces tienen cada ocurrencia que no puedo evitar sonreír o hasta reírme con ellos.

¿Qué te llevarías a una isla desierta? Un saco de libros jajajajajaja

¿Con qué personaje histórico te identificarías? Madame Curie, quizás por aquello de que soy química.

Una frase. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.

Tu mejor momento del día. Ahora que vuelvo a trabajar, la pausa a media mañana jejejejeje. No, en serio, el momento de tumbarme en el sofá debajo de la mantita ...¡lo más!

Nunca te olvidas de... Ponerme la crema hidratante en la cara cada mañana jajajajajaja

¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando? A hacer excursiones, leer, salir con los amigos ...Menos estar quieta, lo que sea.

¿Por qué "El cajón desastre de Maggie"? Pues es fácil, porque en mi blog cabe un poco de todo (siempre que me haya gustado a mí) y no hay orden, así que es un poco desastre, y de Maggie porque así es como me llaman algunos muy buenos amigos.

¿Qué cámara y objetivos utilizas para hacer las fotos del blog? Antes utilizaba mi camara automática pero me empecé a aficionar a usar la de mi chico, una Pentax, y es la que utilizo ahora. Me gustaría tener más tiempo para desarrollar lo que aprendí de fotografía culinaria...

¿Algún secreto o curiosidad a la hora de hacer las fotos? Secreto no hay, intento crear un entorno que resalte el plato pero soy muy poco ortodoxa... luego me muero de envidia (sana) cuando veo las fotos de otros blogs jajajajaja

¿Alguna manía en la cocina? Sí, no puedo con la suciedad y el desorden así que voy limpiando a medida que acabo.

Una receta dulce. La tarta de queso de la Señora Merkel, no has probado una tarta igual. Es una receta de la niñez que me trae muy buenos recuerdos.

Una receta salada. Por razones sentimentales me quedo con las lentejas de mi abuela española, es el primer plato que aprendí a cocinar y en mi casa es un clásico.

Tu desayuno ideal. Tostadas de tomate con jamón, zumo de naranja, yogur y café con algo dulce... me gusta desayunar fuerte jejejejeje

Tu plato preferido. Los huevos fritos con papas a lo pobre.

Tu salsa preferida. La salsa tártara.

Tu bebida preferida. La cerveza... eso sí, muuuuuuuuuuuuuuuuy fría.

Tus tres quesos favoritos. El mascarpone para los dulces, el manchego para una tapita y el de comino que venden aquí en Holanda para un bocadillo.

El bocata de tu niñez. Recuerdo el de la merienda del colegio, pan con chocolate negro.

Tu bocata preferido en la actualidad. El de lomo de cerdo a la plancha con queso.

Tu ingrediente fetiche. El comino, me encanta su sabor y, sobre todo, su olor.

Un utensilio imprescindible en tu cocina. Una cuchara de madera.

Un plato que no hayas probado y que le tengas ganas. Ufffffffff.... pues el cocido madrileño por poner un ejemplo.

Un libro de cocina. Yo soy muy de Arguiñano, así que el primero que me regalaron, 100 menús de temporada.

Un restaurante. La Taberna Maceira, en Madrid, una de las mejores tabernas gallegas del mundo mundial.

Un chef. Jamie Oliver. Me encantan sus recetas en 15 minutos y últimamente estoy enganchada a su programa jajajajaja

Un blog nacional. En España, Hogarutil.

Un blog extranjero. En Holanda, Rudolph's bakery.

Un blogger. Pili, de The Pink Cake Factory, eramos compañeras de baile y ella fue mi inspiración cuando empecé mi blog, así que le tengo un cariño especial.

¿Le quieres dedicar esta salsa a alguien en especial? A mi "sous chef" Danny, mi compañero en la cocina y en la vida, porque sé que le encanta esta salsa desde que se la probó a su padre jejejejejeje





Hace mucho tiempo que quería probar a hacer esta salsa. La tenía apuntada en mi lista de "pendientes" (esa lista laaaaaaaaaaaaaaaaarga que nunca se termina) desde que la probé en una cena en casa de mis suegros. Mi suegro, un gran cocinero, había preparado una carne aderezada con esta salsa y me pareció sencillamente exquisita.

Lo más complicado, si es que tiene algo de complicado, es encontrar el punto justo de picante. Aquí depende de cada uno, a mí no me gusta demasiado porque dejo de apreciar los sabores, pero es cuestión de probar. La receta original lleva vodka pero como tengo un fabuloso vermut casero en casa, mi receta lleva vermut en lugar de vodka... ¡riquísimo! También he utilizado champiñones marrones (aquí en Holanda se llaman "castaña" y son muy comunes) pero podéis utilizar los blancos si no los encontráis.

Es una salsa ideal para carnes pero también podéis usarla con pasta o, como en este caso, acompañada de verduras y arroz. Además, podéis hacerla en cantidad y congelarla sin problemas. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes
225 gramos de champiñones marrones.
2 cebollas.
1/2 pimiento rojo.
1/2 pimiento amarillo.
1 diente de ajo.
1 vasito (de chupito) de vermut.
1 cucharadita de guindilla molida.
1 cucharadita de pimentón dulce.
1 dado de caldo de carne.
240 gramos de salsa de tomate.
1 cucharadita de azúcar.
1 chorrito generoso de nata líquida.
Aceite.

Preparación
Pelar y picar la cebolla y el ajo en el robot. Limpiar los pimientos de semillas y picarlos también en el robot. Cortar los champiñones limpios en rodajas finas.

En una sartén cubrir ligeramente el fondo con aceite y sofreír a fuego suave la cebolla, el ajo y el pimiento durante 10 minutos. Añadir los champiñones, mezclar los ingredientes y dejar cocinar a fuego suave tapado durante 30 minutos (remover de cuando en cuando).

Añadir el vasito de vermut por encima y dejar cocinar hasta evaporar el alcohol (unos 10 minutos). Deshacer el dado de caldo por encima, añadir la guindilla y el pimentón, añadir la salsa de tomate y rectificar la acidez con el azúcar. Si es necesario rectificar el punto de sal. Dejar cocinar a fuego suave tapado durante 15 minutos. Si os gusta más picante podéis ir añadiendo más guindilla.

Apagar el fuego, añadir la nata y mezclar bien. Dejar reposar unos minutos. Se puede acompañar, por ejemplo, de judías verdes cocidas y de arroz basmati cocido. O bien es una salsa perfecta para unos filetes de solomillo a la plancha.





Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!