NUEVO ►

15 septiembre 2014

Refrito de ajo


En las cosas sencillas reside muchas veces lo mejor, y este refrito es claro ejemplo de ello.
La fritada de ajo es un clásico de los mejores fogones, que sin duda le aportará a nuestros platos ese toque de gracia final.
Una fórmula que recuerda mucho a la deliciosa ajada gallega, pero sin pimentón.

Pruébalo sobre una dorada, besugo, lubina... abiertos a la espalda o en filetes, y cocinados sobre una plancha bien caliente. También sobre pescados cocidos o sobre unas verduras salteadas. Te encantará seguro.

Usos: Pescados blancos cocidos o a la plancha | verduras al vapor o salteadas | patatas cocidas |

Ingredientes
6 cucharadas de aceite de oliva.
3 cucharadas de vinagre de manzana.
2-3 dientes de ajo laminados.
1 cucharadita de perejil picado.

Preparación
Calentamos el aceite en una sartén y doramos a fuego medio-alto los dientes de ajo laminados.
Cuando ya estén bien dorados, apartamos un momento la sartén del fuego y añadimos el vinagre teniendo mucho cuidado con las salpicaduras.
Volvemos a poner la sartén al fuego y dejamos que hierva un poco el aceite, hasta que la mezcla empiece a chisporrotear. !Ojo con las salpicaduras!
Ya fuera del fuego y con el aceite todavía caliente, añadimos el perejil picado y lo removemos un poco en la sartén. Dejamos reposar un par de minutos para que pierda un poco de temperatura.

Y ya podemos servirlo sobre nuestro pescado a la plancha, o sobre unas verduras salteadas.

Fuentes: Wikipedia | Martín Berasategui | BRA |






Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!