NUEVO ►

20 noviembre 2014

Salsa de calabacín y albahaca


Hoy os traigo otra salsa que os va a encantar y a sorprender. Servida caliente sobre pescado o carne es deliciosa, como una especie de crema ligera. Está tan rica que acabaréis comiéndola a cucharadas.

Usos: Carnes a la plancha | Pescados hervidos o a la plancha | Pastas |

Ingredientes (para unos 300 mililitros de salsa)
Chalotas 30 gramos.
Calabacín 160 gramos.
100 mililitros de leche.
100 mililitros de nata líquida. (18% materia grasa)
2 cucharadas de aceite de oliva.
Sal y Pimienta.
8 hojas de albahaca grandes.

Preparación
En una sartén o cazuela amplia, ponemos las dos cucharadas de aceite y rehogamos las chalotas que previamente habremos cortado finito. A fuego bajo (3-4) la rehogamos durante 1 minuto.
Añadimos el calabacín con su piel cortado en discos finos (medio centímetro), tapamos y dejamos cocinar 5 minutos.
Agregamos la leche y dejamos cocinar a fuego bajo 10 minutos con la sartén destapada, removiendo de vez en cuando.
Cuando el calabacín esté blando añadimos la nata líquida, y dejamos cocinar aproximadamente unos 5 minutos más, o hasta que veamos que el líquido comienza a reducir y a espesar.
Salpimentamos al gusto y lo pasamos al vaso de una batidora.
Añadimos las hojas de albahaca cortadas en trozos pequeños y trituramos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Si quedase muy espesa, añadiremos un poco de leche para conseguir una textura cremosa.

Verter la salsa en un cazo sobre el fuego para calentarla de nuevo antes de servirla.

Fuente: Salsas, de Karin Leiz.






Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!