NUEVO ►

26 marzo 2015

Salsa de frutos rojos al Oporto




Una ciudad. Buenos Aires. He tenido la suerte de ir en varias ocasiones ya que Luis, mi marido, es argentino. Es una ciudad llena de vida, belleza y multitud de opciones de todo tipo, gastronómicas, culturales, tiene un montón de parques inmensos y preciosos, avenidas enormes, y una arquitectura grandiosa, mezcla de la arquitectura europea y también autóctona que te deja con la boca abierta. Buenos Aires es una ciudad que te atrapa nada más poner un pie en ella.

Una película.El Guateque”, protagonizada por Peter Sellers. No sé cuántas veces la habré visto pero en cada una de ellas me he reído hasta llorar.

Una canción.Contigo” de Joaquín Sabina. Es exactamente lo que espero de la persona que esté a mi lado.

Un viaje deseado. A Egipto con mi hijo mayor, desde muy pequeño ha sentido muchísimo interés por la cultura de ese país.

Una virtud. Lealtad.

Un defecto. Impaciencia.

Un hobby. Ya me gustaría tener tiempo para hobbys, con cuatro hijos y el blog cubro todos los hobbys habidos y por haber.

Un deporte. Yo, al contrario de lo que suele decir la gente, practico deporte a diario en el gimnasio, me gusta estar al aire libre con mis hijos, con mi pareja, con mis amigos, pero el deporte siempre lo practico en una sala llena de bicis, pesas y gente, a mí es lo que me motiva a la hora de hacer ejercicio. Creo que soy rarita para eso ¿no?

Un vicio. Antes el tabaco, ahora el deporte, me cuesta afrontar el día sin pasar antes por el gimnasio.

¿Qué te hace sonreír? Mis hijos todos los días y muchísimas veces.

¿Qué te llevarías a una isla desierta? A mi familia.

¿Con qué personaje histórico te identificarías? Con ninguno.

Una frase. Nadie es responsable de tu felicidad, solo tú.

Tu mejor momento del día. Cuando me levanto y me tomo un café.

Nunca te olvidas de... Darles un beso a mis hijos en el momento justo en que van a entrar en clase.

¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando? A mis hijos y al gimnasio.

¿Por qué "Corazón de caramelo"? El nombre del blog surge de una anécdota muy bonita que compartió mi hijo mayor que ahora tiene casi 15 años, conmigo. Me contó hace solo un par de años que cuando yo le ponía el plato de la comida o de la cena y el siempre me preguntaba “¿mamá como has hecho esta comida?” y  yo siempre le respondía lo mismo: “con mucho amor Santi”, y así durante años, él siempre imaginaba que yo tenía un bote de cristal en el armario de las especias, lleno de corazones y era eso lo que realmente le echaba a la comida. De hecho el logo del blog es justamente un dibujo del bote que Santi imaginaba. Se me ocurrió entonces unir esos corazones a la palabra “caramelo”, que es una palabra que me ha gustado mucho de toda la vida, no solo por las connotaciones dulces que tiene, si no que también fonéticamente me resulta una palabra muy armónica.

¿Cómo fue el momento en que te enteraste que eras una de las ganadoras de la última edición de Blogueros Cocineros de Canal Cocina?
Fue uno de los mejores momentos que recuerdo últimamente, era un Jueves y salía del gimnasio. Caminando por la calle encendí el móvil y de repente deje de andar para poder entender por qué tenía mas de 70 twitts, otros tantos correos y mi querida amiga Bea, de Bea Recetas y Más, felicitándome por Facebook. No disponía ni de un momento para entrar en internet  ya que tenía que ir directamente al colegio a recoger a mis hijos que vienen a casa a comer a medio día y tuve que llamar a Luis para pedirle que entrara él en la página de Canal Cocina y me dijese si salía Corazón de Caramelo como blog ganador en alguna de las categorías. Fue un premio completamente inesperado para mí por lo que la alegría y la emoción que sentí entonces se multiplicaron por mil. Fue un momento inolvidable y muy emocionante, sin lugar a dudas.

¿Qué cámara y objetivos utilizas para hacer las fotos del blog? Las fotos de Corazón de Caramelo las hace todas Luis  y el equipo que utiliza es  una cámara Sony A7S, y como objetivos utiliza dos, uno Leica Summilux 50mm f/1.4 y el otro, Super Takumar 50mm f/1.4. Utiliza también un Flash, Cactus RF-60.

¿Algún secreto o curiosidad a la hora de hacer las fotos? Realmente las fotos las solemos hacer de manera bastante espontánea sin mucha planificación. Mientras yo monto el escenario en la mesa con el postre o dulce en cuestión, Luis prepara el equipo. Decir que mantenemos bastante armonía a la hora de hacer las sesiones de fotos, excepto cuando Luis mueve las botellitas, tazas o cucharas que yo había colocado previamente, y nos lleva a veces a un punto de desacuerdo, él pensando siempre en la composición correcta de la fotografía y yo en la parte estética ...aún así lo solemos pasar bastante bien en las sesiones de fotos para el blog.

¿Alguna manía en la cocina? Sí, necesito que esté todo impecable y ordenado, antes, durante y después de cocinar.

Tres recetas de tu dulce blog que nos aconsejes. La Quesada Gallega, la ChocoTorta Argentina, y la Mermelada de Moras.

Tu desayuno ideal. Zumo de naranja, un puñado de nueces, café y galletas, es lo que desayuno a diario.

Tu plato preferido. Cualquier tipo de pasta.

Tu salsa preferida. La salsa de tomate casera que hago yo, pero creo que es porque mis hijos la llaman “el tomate de mami” ٩(-̮̮̃-̃)۶


Tu bebida preferida. Agua.

Tus tres quesos favoritos. Parmesano, Idiazabal y el queso de Tetilla.

El bocata de tu niñez. Pan con mantequilla y azúcar.

Tu bocata preferido en la actualidad. Soy más de Sandwich y el que me gusta es el de jamón y queso a la plancha, el de toda la vida.

Tu ingrediente fetiche. La vainilla.

Un utensilio imprescindible en tu cocina. Las cucharas de madera, no sabría cocinar sin ellas.

Un plato que no hayas probado y que le tengas ganas. No se me ocurre ninguno, porque si le tuviera ganas, creo que lo habría probado ya, soy terriblemente cabezota (no quería llenar el apartado de defectos porque tengo muchos, así que los voy soltando por aquí).

Un libro de cocina. “El ABC de la pastelería” de Osvaldo Gross, es un libro que me compré en Buenos Aires y del que he aprendido muchísimo.

Un restaurante. La Nonna de Córdoba, Argentina. El mejor restaurante Italiano al que he ido hasta ahora.

Un chef. David Muñoz.

Un blog nacional. El de Luis, Coolframe, que aunque no es gastronómico, puedes aprender y mucho sobre fotografía y aplicarlo a tu propio blog. 

Un blog extranjero. Me encanta uno que se llama Sprinklebakes. Tiene un montón de recetas impresionantes y además con unas fotos preciosas.

Un blogger. Tengo especial cariño a unos cuantos bloggers, con los que me comunico a diario, por las redes, por el móvil, por email, por lo que no me sentiría bien nombrando solo a uno.

¿Le quieres dedicar esta salsa a alguien en especial? Sin ninguna duda te la dedico a ti Tito, por pensar en mí, por darme la oportunidad de formar parte de este rincón tan increíblemente bonito y entrañable que has creado. No sabes la ilusión que me ha hecho, o tal vez sí lo sabes porque esta debe de ser la cuarta o quinta vez que te lo digo ٩(-̮̮̃-̃)۶





Me encantan las salsas en general, las saladas y las dulces por supuesto, ya que pienso que aunque el plato que estés comiendo esté lo suficientemente bueno como para no necesitar aderezo alguno, una salsa bien hecha y bien pensada es el complemento ideal que hará que eleve tu plato a la máxima categoría.
La salsa que he preparado es maravillosa para comérsela incluso a cucharadas, pero bueno, lo que yo recomiendo es que la empleéis mejor para acompañar un bizcocho, un yogur, un helado o incluso me atrevo a recomendarla para acompañar un buen trozo de carne a la parrilla o a la plancha.

Ingredientes
500 gramos de frutos rojos. Yo he utilizado fresas, frambuesas, moras y arándanos.
70 gramos de azúcar.
125 mililitros de zumo de naranja.
1 rama de canela.
200 mililitros de vino de Oporto.

Elaboración
1. Comenzamos lavando bien la fruta y cortando en trozos pequeños la fruta más grande, como las fresas por ejemplo.
2. Juntamos toda la fruta en un cazo y la ponemos a fuego medio hasta que se caliente. Sin parar de remover para que no se pegue, añadiremos el azúcar hasta que se integre bien con la fruta y a continuación echaremos el zumo de naranja. Dejaremos que se reduzca un poco, aproximadamente durante 5 minutos.
3. Añadiremos entonces el vino de Oporto y la canela y dejaremos que se hagan a fuego lento durante 12 ó 15 minutos aproximadamente.
4. Transcurrido este tiempo, dejaremos que los frutos se enfríen un poco y a continuación los trituraremos con ayuda de una batidora de mano o de un vaso batidor.
5. Pasamos la salsa por un colador chino y si observas que aún siguen quedando pepitas de las frutas, pásala por un tamiz. Esto dependerá de cuan fina te guste su consistencia.








Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!