NUEVO ►

16 marzo 2015

Salsa Stroganoff al vermut




Una ciudad. Granada, me encanta su ambiente, su arte (esa Alhambra no tiene precio), su gastronomía (unas tapas que "quitan el sentío") ...allí viví 3 años mientras terminaba la carrera y me lo pasé bomba.

Una película. Hay muchas, pero voy a elegir una que tiene que ver con la cocina...Chocolat (me encanta Johnny Depp, y si lo mezclamos con chocolate ya ni te cuento jajajajaja)

Una canción. Knock on wood (no puedo dejar de bailar si la escucho) ...en realidad ¡cualquier tema que se pueda bailar!

Un héroe de la infancia. Mazinger Z. Crecí con esa serie (me fascinaba el barón Ashler) y hace poco descubrí que existía de verdad en una urbanización en Tarragona...¡una pasada hacerse fotos con él!

Un viaje deseado. Visitar Canadá, siempre me han fascinado sus paisajes.

Una virtud. Saber escuchar, la gente suele venir a contarme sus problemas, debe ser que soy una buena "oreja".

Un defecto. El orgullo.

Un hobby. Me encanta hacer cuadros a punto de cruz, los hago personalizados y siempre los acabo regalando.

Un deporte. El buceo, no hay otro lugar donde me sienta más en paz que bajo el agua.

Un vicio. Un bombón con el café después de comer...ejem...

¿Qué te hace sonreír? La inocencia de los niños. A veces tienen cada ocurrencia que no puedo evitar sonreír o hasta reírme con ellos.

¿Qué te llevarías a una isla desierta? Un saco de libros jajajajajaja

¿Con qué personaje histórico te identificarías? Madame Curie, quizás por aquello de que soy química.

Una frase. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.

Tu mejor momento del día. Ahora que vuelvo a trabajar, la pausa a media mañana jejejejeje. No, en serio, el momento de tumbarme en el sofá debajo de la mantita ...¡lo más!

Nunca te olvidas de... Ponerme la crema hidratante en la cara cada mañana jajajajajaja

¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando? A hacer excursiones, leer, salir con los amigos ...Menos estar quieta, lo que sea.

¿Por qué "El cajón desastre de Maggie"? Pues es fácil, porque en mi blog cabe un poco de todo (siempre que me haya gustado a mí) y no hay orden, así que es un poco desastre, y de Maggie porque así es como me llaman algunos muy buenos amigos.

¿Qué cámara y objetivos utilizas para hacer las fotos del blog? Antes utilizaba mi camara automática pero me empecé a aficionar a usar la de mi chico, una Pentax, y es la que utilizo ahora. Me gustaría tener más tiempo para desarrollar lo que aprendí de fotografía culinaria...

¿Algún secreto o curiosidad a la hora de hacer las fotos? Secreto no hay, intento crear un entorno que resalte el plato pero soy muy poco ortodoxa... luego me muero de envidia (sana) cuando veo las fotos de otros blogs jajajajaja

¿Alguna manía en la cocina? Sí, no puedo con la suciedad y el desorden así que voy limpiando a medida que acabo.

Una receta dulce. La tarta de queso de la Señora Merkel, no has probado una tarta igual. Es una receta de la niñez que me trae muy buenos recuerdos.

Una receta salada. Por razones sentimentales me quedo con las lentejas de mi abuela española, es el primer plato que aprendí a cocinar y en mi casa es un clásico.

Tu desayuno ideal. Tostadas de tomate con jamón, zumo de naranja, yogur y café con algo dulce... me gusta desayunar fuerte jejejejeje

Tu plato preferido. Los huevos fritos con papas a lo pobre.

Tu salsa preferida. La salsa tártara.

Tu bebida preferida. La cerveza... eso sí, muuuuuuuuuuuuuuuuy fría.

Tus tres quesos favoritos. El mascarpone para los dulces, el manchego para una tapita y el de comino que venden aquí en Holanda para un bocadillo.

El bocata de tu niñez. Recuerdo el de la merienda del colegio, pan con chocolate negro.

Tu bocata preferido en la actualidad. El de lomo de cerdo a la plancha con queso.

Tu ingrediente fetiche. El comino, me encanta su sabor y, sobre todo, su olor.

Un utensilio imprescindible en tu cocina. Una cuchara de madera.

Un plato que no hayas probado y que le tengas ganas. Ufffffffff.... pues el cocido madrileño por poner un ejemplo.

Un libro de cocina. Yo soy muy de Arguiñano, así que el primero que me regalaron, 100 menús de temporada.

Un restaurante. La Taberna Maceira, en Madrid, una de las mejores tabernas gallegas del mundo mundial.

Un chef. Jamie Oliver. Me encantan sus recetas en 15 minutos y últimamente estoy enganchada a su programa jajajajaja

Un blog nacional. En España, Hogarutil.

Un blog extranjero. En Holanda, Rudolph's bakery.

Un blogger. Pili, de The Pink Cake Factory, eramos compañeras de baile y ella fue mi inspiración cuando empecé mi blog, así que le tengo un cariño especial.

¿Le quieres dedicar esta salsa a alguien en especial? A mi "sous chef" Danny, mi compañero en la cocina y en la vida, porque sé que le encanta esta salsa desde que se la probó a su padre jejejejejeje





Hace mucho tiempo que quería probar a hacer esta salsa. La tenía apuntada en mi lista de "pendientes" (esa lista laaaaaaaaaaaaaaaaarga que nunca se termina) desde que la probé en una cena en casa de mis suegros. Mi suegro, un gran cocinero, había preparado una carne aderezada con esta salsa y me pareció sencillamente exquisita.

Lo más complicado, si es que tiene algo de complicado, es encontrar el punto justo de picante. Aquí depende de cada uno, a mí no me gusta demasiado porque dejo de apreciar los sabores, pero es cuestión de probar. La receta original lleva vodka pero como tengo un fabuloso vermut casero en casa, mi receta lleva vermut en lugar de vodka... ¡riquísimo! También he utilizado champiñones marrones (aquí en Holanda se llaman "castaña" y son muy comunes) pero podéis utilizar los blancos si no los encontráis.

Es una salsa ideal para carnes pero también podéis usarla con pasta o, como en este caso, acompañada de verduras y arroz. Además, podéis hacerla en cantidad y congelarla sin problemas. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes
225 gramos de champiñones marrones.
2 cebollas.
1/2 pimiento rojo.
1/2 pimiento amarillo.
1 diente de ajo.
1 vasito (de chupito) de vermut.
1 cucharadita de guindilla molida.
1 cucharadita de pimentón dulce.
1 dado de caldo de carne.
240 gramos de salsa de tomate.
1 cucharadita de azúcar.
1 chorrito generoso de nata líquida.
Aceite.

Preparación
Pelar y picar la cebolla y el ajo en el robot. Limpiar los pimientos de semillas y picarlos también en el robot. Cortar los champiñones limpios en rodajas finas.

En una sartén cubrir ligeramente el fondo con aceite y sofreír a fuego suave la cebolla, el ajo y el pimiento durante 10 minutos. Añadir los champiñones, mezclar los ingredientes y dejar cocinar a fuego suave tapado durante 30 minutos (remover de cuando en cuando).

Añadir el vasito de vermut por encima y dejar cocinar hasta evaporar el alcohol (unos 10 minutos). Deshacer el dado de caldo por encima, añadir la guindilla y el pimentón, añadir la salsa de tomate y rectificar la acidez con el azúcar. Si es necesario rectificar el punto de sal. Dejar cocinar a fuego suave tapado durante 15 minutos. Si os gusta más picante podéis ir añadiendo más guindilla.

Apagar el fuego, añadir la nata y mezclar bien. Dejar reposar unos minutos. Se puede acompañar, por ejemplo, de judías verdes cocidas y de arroz basmati cocido. O bien es una salsa perfecta para unos filetes de solomillo a la plancha.





Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!