NUEVO ►

21 mayo 2015

Tomate rallado


Mmmmmm sí sí, tomate rallado! ¿a quién no le gusta esto pordiossss!? La primera salsa del día! 
Los mejores desayunos del mundo son aquellos donde tuestas, casi quemas, un poco el pan y a este le pones una cucharadita de tomate fresco rallado y un chorretín de aceite. Y ya si le ponemos encima una lonchita de un buen jamón serrano o ibérico, o una buena cecina... nos hacen la ola seguro.
Así es como lo hago yo en casa, con su aceitillo del bueno y su ajo prensado incluído! todo productos naturales y toda una fiesta a cualquier hora del día. Ideal para esos desayunos inolvidables o para una cena informal de esas de picoteo del bueno.

Ingredientes
Tomates, firmes tirando a maduros (600 gramos pesado sin rallar).
2-4 dientes de ajo (dependiendo del tamaño y gustos).
Aceite de oliva virgen extra.
Sal y Pimienta negra (al gusto).

Preparación
CUIDADO CON LOS RALLADORES QUE LOS CARGA EL DIABLO.
Cortamos los tomates a la mitad y los rallamos con un rallador grueso, desechando las pieles y parte de su líquido.
Ponemos en un bol el tomate rallado con un poco de su líquido, lo suficiente para que no se vea una piscina, y añadimos el ajo prensado. Ponemos el punto de sal y pimienta a nuestro gusto, y mezclamos.
Lo pasamos al bol donde la vayamos a servir, y por encima echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Moriste, lo sé.








Si quieres recibir todas las salsas en tu correo, suscríbete escribiendo tu email en el recuadro.






Y también puedes disfrutar de las mejores salsas en tu móvil.

Descarga nuestra aplicación para Iphone y Android!

Es totalmente gratuita, y tendrás siempre a mano las mejores Salsas!